CORALES BLANDOS Corales con Pólipos de Estrella , Gorgonias y Octocorales

Los pólipos y corales clasificados como blandos son el grupo de invertebrados sésiles más popular entre todos los aficionados a la acuariofilia marina. A lo largo de este breve artículo pretendemos acercarnos a su clasificación tipo con objeto de crear una breve guía de introducción tanto para el aficionado neófito como para el más experimentado...

Los pólipos y corales clasificados como blandos son el grupo de invertebrados sésiles más popular entre todos los aficionados a la acuariofilia marina. A lo largo de este breve artículo pretendemos acercarnos a su clasificación tipo con objeto de crear una breve guía de introducción tanto para el aficionado neófito como para el más experimentado.

Comenzaremos diciendo que los corales denominados blandos se agrupan en el filo de los Cnidarios dentro de la clase Antozoo y comprende una cifra superior a las 6.000 especies descritas. Los animales agrupados dentro de esta clase se diferencian del resto de ejemplares por carecer dentro de su ciclo vital de la fase medusa.

Otro factor determinante en la aproximación a su identificación es la presencia dentro de la estructura de sus pólipos de células dinoflageladas conocidas como zooxantelas. Estas células en realidad son algas que en simbiosis con el invertebrado le proporcionan hasta el 98% de sus necesidades nutricionales a través de los procesos fotosintéticos.

Dentro de esta clasificación denominada Antozoo podemos diferenciar dos grandes grupos conocidos como Octocorales y Hexacorales. Esta distinción se realiza en base al número de pólipos que presente cada especie. Los Octocorales presentan siempre 8 tentáculos que pueden encontrarse ramificados. Los Hexacorales sin embargo presentan en todas las ocasiones un número de tentáculos múltiplo de 6.

Clase Antozoo – Octocorales

Familias Alcyoniidae y Nepthiidae

Dentro de esta familia encontramos especies no demasiado exigentes con las condiciones acuáticas siendo capaces de soportar incluso condiciones adversas dentro de cierto orden. Al igual que la casi totalidad de animales que vamos a tratar sus esqueletos no están formados de carbonato cálcico. Esto nos muestra que tras su muerte no forman parte del arrecife sino que se desintegran por completo. Como sustento de su estructura presentan pequeñas espículas de carbonato cálcico denominadas escleritos. La forma, distribución y grosor de estos escleritos se emplea para determinar sin margen de error la especie a la que pertenece cada individuo recolectado.

A efectos de selección de especies para su mantenimiento en nuestra instalación conviene diferenciar entre aquellas que presentan algas fotosintéticas que garantizan en un 98% su subsistencia con lo que será mucho más sencillo su mantenimiento y las no fotosintéticas.

Corales blandos Fotosintéticos

Además de la ventaja de su sencilla manutención al lograrse casi en su totalidad por los azúcares generados de los procesos fotosintéticos los denominados corales blandos presentan un segundo factor fundamental para elegirlos en primera instancia: Los corales blandos presentan en las capas externas de la piel un mucus del cual se desprenden periódicamente librándose de este modo de algas tapizantes y detritos. Por este motivo se debe tener la precaución de colocarlos en zonas de corrientes moderadas para que ayuden a liberar los jirones de piel desprendidos.

Dificultad de mantenimiento a grandes rasgos:

Son animales sencillos de mantener, dentro de los cuidados necesarios de un coral. Son resistentes a degradaciones moderadas del medio pero no a cambios bruscos en la densidad del agua. Una cantidad moderada de iluminación y corriente les es suficiente para su desarrollo. Se reproducen de forma sencilla de forma asexual a través de su esquejado y no necesitan ser alimentados.

Más

CORALES BLANDOS Corales con Pólipos de Estrella , Gorgonias y Octocorales Hay 2 productos.

Mostrando 1 - 2 de 2 items
Mostrando 1 - 2 de 2 items