INVERTEBRADOS Hay 40 productos.

Subcategorías

  • ANEMONAS

    Dentro del grupo de anémonas hospedantes de especies de peces payasos y algunas otras especies de damiselas o incluso de camarones encontramos a las anémonas del género Heteractis. Pertenecen a la familia Stichodactylidae y se caracterizan por presentar tentáculos de similar longitud y el pie muy desarrollado. Todas estas anémonas presentan algas simbiontes llamadas zooxantelas por lo que la variaciones de coloración está directamente relacionadas con la cantidad y color de estas algas.

    Heteractis aurora
    Anémona perla de cristal

    También denominada como Radianthus koseirensis se trata de una anémona de relativo tamaño, hasta los 30 cm. Dato este que nos proporciona información sobre su tamaño real independientemente de la longitud de los tentáculos. Su característica distinguible es la presencia de una especie de anillas en los tentáculos que van reduciendo su grosor según nos acercamos a la punta. Presenta diversidad de coloraciones en función de las algas simbiontes pudiendo tener tonalidades desde verdosas a marrón oscuro. Se trata de una especie exigente en cuanto a las condiciones lumínicas. Su instalación en el acuario puede ser individual prefiriéndose instalar sobre grietas en la roca o directamente sobre el sustrato, donde se contrae si es molestada. Por esta razón debemos asegurarnos de tener una suficiente capa de arena. Su alimentación se basa principalmente en alimentos congelados o frescos a base de mejillón, gambas y pescado. Hospeda a un buen número de especies de payasos y alguna damisela como Dascyllus trimaculatus.

    Heteractis crispa

    Denominada comúnmente Anémona de cuero, es originaria del océano Índico y del Pacífico occidental. Se trata de una especie también de tamaño, hasta los 30 cm de diámetro. Se instala preferentemente entre la roca viva o sustratos de conchas dejando solamente visible el disco y los tentáculos.

    Mayoritariamente son de color grisáceo o marrón oscuro, siendo los tentáculos normalmente en tonalidades entre el blanco y el verde, aunque en ocasiones pueden encontrarse especimenes de mayor coloración.

    Posee algas zooxantelas por lo que la iluminación será intensa. Corriente media a fuerte. Se alimenta con alimentos congelados: mejillones, gambas o trozos de pescado. Su instalación en el acuario puede ser individual y haciendo simbiosis habitualmente con damiselas de la especie Dascyllus trimaculatuas, especies de camarones como Periclimenes y diversas variedades de payasos. No convine instalar payasos hasta que la anémona sea del suficiente tamaño ya que pueden dañarla y dejar de comer.

    Heteractis magnífica

    Originaria del Océano Indopacífico. Se trata de una especie que puede alcanzar gran tamaño, hasta el metro de diámetro. Puede instalarse individualmente o en grandes grupos. Suele ubicarse en los lugares más altos de las construcciones rocosas por lo que conviene tomar precauciones para que no alcancen las bombas de circulación. Es también bastante común que el sitio elegido para instalarse sea el propio cristal.

    Su cuerpo es carnoso y normalmente presenta una coloración variada que puede ir desde el rosado y violeta hasta el marrón, blanco o naranja. Sus tentáculos son cortos, no superiores a los 8 cm de diámetro y presenta la particularidad de poderse envolver completamente hasta sólo dejar ver algunas puntas de los tentáculos en su parte superior cuando se la molesta o las condiciones acuáticas no son las adecuadas. Presenta algas zooxantelas por lo que la luz debe ser también directa. Requiere también de corriente fuerte.

    Su alimentación al igual que el resto de especies es carnívora aceptando gran variedad de alimentos congelados. Es especialmente indicada como anémona hospedante ya que admite a numerosas especies de peces payaso, cangrejos como el Neopetrolisthes ohshimai y especies de damiselas.


      

  • CANGREJOS , CARACOLES...

    El Strombus gigas es conocido comúnmente como Caracol Strombus, Caracol rosado o Caracol reina. El género Strombus contempla a moluscos gasterópodos marinos de la familia Strombidae, los cuales reciben el conocido nombre de caracolas. Es un caracol comestible de gran tamaño y en muy extrañas ocasiones puede desarrolla una perla en su interior.

    Los caracoles Strombus tienen diferentes tipos de predadores según se van desarrollando. En la edad temprana se ven amenazados por los cangrejos mayoritariamente. Es común que los caracoles se unan en grupos numerosos de talla semejantes buscando protección. En la etapa juvenil que abarca entre el primero y segundo año de vida serán pasto de las langostas y los peces raya. Por último, una vez desarrollado se trasladará a vivir a los arrecifes coralinos y los bancos de arena para reproducirse, en esta etapa será el pulpo y el consumo humano sus principales predadores. 

    Alimentación

    Es un detrívoro por lo tanto se alimentará de los restos en descomposición del sustrato, manteniendo así el fondo de nuestra pecera limpio y aireado, pueden además alimentarse de vegetales como las algas filamentosas.

    La Lima scabra se conoce por el nombre común de almeja de fuego o almeja llama. Sin embargo se trata de un molusco marino de la clase de los bivalvos que no tiene mucho que ver con las almejas salvo por su exterior. Habita los fondos rocosos de los mares del caribe, normalmente se encuentra adherida a las rocas en zonas sombrías. Aunque es capaz de desplazarse por sí misma, no lo hará salvo que lo considere imprescindible. La consecuencia en nuestro acuario, es que puede dañar algún coral que encuentre en su ruta, por ello debemos vigilar sus movimientos.

    La almeja llama posee una robusta concha exterior, de coloración blanca o de tono amarillento que a su vez esta recubierta de un manto rojo. Rodeando el manto hay tentáculos de ambos colores rojo y blancos. El característico color rojo vibrante de la almeja llama, se debe  a la gran cantidad de carotenoides que se encuentran en su cuerpo, las células cormatóforas generan un destello muy bonito.

    Sus branquias se usan tanto para respirar como para filtrar, por tanto se trata de un animal filtrador, muy importante a tener en cuenta a la hora de alimentarlo en cautividad. 

    Este almeja no tiene propiedades fotosintéticas, por tanto la única manera de alimentarse es gracias al fitoplancton en suspensión. Se entiende que su salud esta directamente relacionada con la cantidad de fitoplancton disponible, tanto en la naturaleza como en cautividad.

    Para escapar de sus depredadores u otra clase de peligro sueltan un chorro de agua y  utilizan sus valvas, las empujan hasta cerrarlas y alejarse así de las situaciones de peligro. 

    Sus depredadores más comunes en la naturaleza suelen ser gambas o cangrejos. A pesar del peligro, la almeja llama puede alcanzar hasta 5 años de longevidad en su habitat natural.

    Los Cangrejos porcelana y entre ellos el género Neopetrolisthes, que cuenta con 3 especies diferentes, son especies de cangrejos simbiontes de anémonas muy populares entre los aficionados al acuario de arrecife.

    Son animales planctívoros que toman su alimento a través de una especie de abanico con los que filtra el agua. Está especialización alimenticia es complementada con la ingesta de pequeñas presas que son capaces de atrapar entre sus pinzas, por ejemplo Krill, artemia o pequeños trozos de mejillón y pescado en acuarios domésticos.

    Pueden presentar problemas de territorialidad con peces payaso en defensa de la anémona donde habitan.

    La reproducción de los cangrejos porcelana es muy curiosa debido a que deben esperar a que la hembra, que anida en una anémona urticante, mude el caparazón para poder tener acceso al aparato genital. En la muda las hembras liberan feromonas que son captadas por los machos que acuden rápidamente a la llamada.

  • CORALES BLANDOS...

    Alcyonacea es un orden de corales que pertenece a la subclase Octocorallia, de la clase Anthozoa. Se denominan comúnmente corales blandos, que no producen esqueletos de carbonato cálcico, por lo que no contribuyen a la construcción de los arrecifes, aunque habitan en ellos.

    Los llamados corales blandos y corales cuero o piel, en su mayoría de aspecto carnoso, tienen en sus tejidos unos cristales microscópicos de calcita llamados espículas, cuya función es dar consistencia al tejido del animal, en ausencia de esqueleto. La forma y distribución de las espículas son las principales características utilizadas en la identificación de géneros y especies de octocorales.

    Además de los corales blandos, este orden incluye las gorgonias, que sustituyen el esqueleto de los corales duros, orden Scleractinia, por estructuras semi rígidas compuestas de calcita y/o una sustancia que generan llamada gorgonina.

  • CORALES BLANDOS...

    Los pólipos y corales clasificados como blandos son el grupo de invertebrados sésiles más popular entre todos los aficionados a la acuariofilia marina. A lo largo de este breve artículo pretendemos acercarnos a su clasificación tipo con objeto de crear una breve guía de introducción tanto para el aficionado neófito como para el más experimentado.

    Comenzaremos diciendo que los corales denominados blandos se agrupan en el filo de los Cnidarios dentro de la clase Antozoo y comprende una cifra superior a las 6.000 especies descritas. Los animales agrupados dentro de esta clase se diferencian del resto de ejemplares por carecer dentro de su ciclo vital de la fase medusa.

    Otro factor determinante en la aproximación a su identificación es la presencia dentro de la estructura de sus pólipos de células dinoflageladas conocidas como zooxantelas. Estas células en realidad son algas que en simbiosis con el invertebrado le proporcionan hasta el 98% de sus necesidades nutricionales a través de los procesos fotosintéticos.

    Dentro de esta clasificación denominada Antozoo podemos diferenciar dos grandes grupos conocidos como Octocorales y Hexacorales. Esta distinción se realiza en base al número de pólipos que presente cada especie. Los Octocorales presentan siempre 8 tentáculos que pueden encontrarse ramificados. Los Hexacorales sin embargo presentan en todas las ocasiones un número de tentáculos múltiplo de 6.

    Clase Antozoo – Octocorales

    Familias Alcyoniidae y Nepthiidae

    Dentro de esta familia encontramos especies no demasiado exigentes con las condiciones acuáticas siendo capaces de soportar incluso condiciones adversas dentro de cierto orden. Al igual que la casi totalidad de animales que vamos a tratar sus esqueletos no están formados de carbonato cálcico. Esto nos muestra que tras su muerte no forman parte del arrecife sino que se desintegran por completo. Como sustento de su estructura presentan pequeñas espículas de carbonato cálcico denominadas escleritos. La forma, distribución y grosor de estos escleritos se emplea para determinar sin margen de error la especie a la que pertenece cada individuo recolectado.

    A efectos de selección de especies para su mantenimiento en nuestra instalación conviene diferenciar entre aquellas que presentan algas fotosintéticas que garantizan en un 98% su subsistencia con lo que será mucho más sencillo su mantenimiento y las no fotosintéticas.

    Corales blandos Fotosintéticos

    Además de la ventaja de su sencilla manutención al lograrse casi en su totalidad por los azúcares generados de los procesos fotosintéticos los denominados corales blandos presentan un segundo factor fundamental para elegirlos en primera instancia: Los corales blandos presentan en las capas externas de la piel un mucus del cual se desprenden periódicamente librándose de este modo de algas tapizantes y detritos. Por este motivo se debe tener la precaución de colocarlos en zonas de corrientes moderadas para que ayuden a liberar los jirones de piel desprendidos.

    Dificultad de mantenimiento a grandes rasgos:

    Son animales sencillos de mantener, dentro de los cuidados necesarios de un coral. Son resistentes a degradaciones moderadas del medio pero no a cambios bruscos en la densidad del agua. Una cantidad moderada de iluminación y corriente les es suficiente para su desarrollo. Se reproducen de forma sencilla de forma asexual a través de su esquejado y no necesitan ser alimentados.

  • CORALES BLANDOS...

    Sarcophyton, nombre que deriva de las palabras griegas sarkos, que significa carne, y phyton, que significa criatura. Estos animales pertenecen a los corales blandos, así denominados porque, al contrario de los corales duros, no generan un esqueleto de carbonato cálcico, por lo que no son generadores de arrecife. La colonia de pólipos tiene forma de seta, con un pie alargado sobre el que se superpone la superficie con los pólipos (poliparium), que se extiende sobre los márgenes. Su nombre común es coral cuero, coral piel o coral seta.

    Morfología:

    Los tallos son cortos y gruesos en lugares sujetos a mareas, pero largos y delgados cuando crecen en fondos planos o profundamente en el lodo. El extremo superior se denomina capitulum y tiene apariencia de seta. Existen dos tipos de pólipo, unos (los autozoides), de hasta 4 cm. de longitud cuando se expanden, y que pueden retraerse por completo; los otros (los sifonozoides) son pequeños y muy numerosos, posados entre los autozoides. Su coloración puede ir desde el rosado hasta el marrón claro, amarillo o verde. En extrañas ocasiones se han divisado colonias con los pòlipos color azul claro. Según la especie, el capitulum alcanza los 60 cm. de diámetro.

    Este coral muda la piel periódicamente. Primeramente repliega totalmente sus pólipos, después se desprende parcialmente de una delgada capa de piel, que en un par de días libera, a porciones, por completo, llevándose los sedimentos y microbacterias que contuviera.

    Alimentación:

    Los Sarcophyton contienen gran cantidad de algas simbióticas (ambos organísmos se benefician de la relación) llamadas zooxantelas. De ahí su aspecto y color cuero. Las algas realizan la fotosíntesis produciendo oxígeno y azúcares, que son aprovechados por los corales, y se alimentan de los catabolitos del coral (especialmente fósforo y nitrógeno). No obstante, los Sarcophyton se alimentan, tanto de los productos que generan estas algas (en un 90 %), como de las presas de fitoplancton, que capturan ayudados de los tentáculos de sus minúsculos pólipos.

    Asociación

    Variedad de copépodos se hallan es este coral: Perosyna indonesica, Paradoricola spinulatus, Anisomolgus ensifer y Alcynomolgus sarcophyticus. Una curiosidad es su "adopción", en cautividad, por parte de peces payaso, de la especie Amphiprion ocellaris. Dada la similitud de los pólipos del Sarcophyton con los de algunas anémonas hospedantes, estos peces payaso se comportan con el Sarcophyton como si fuera una anémona, manteniendo una relación simbiótica.

  • CORALES DUROS de...
    Los corales marinos son animales coloniales, salvo excepciones, pertenecientes al filo Cnidariaclase Anthozoa. Las colonias están formadas por hasta miles de individuos zooides y pueden alcanzar grandes dimensiones.

    Aunque los corales pueden atrapar plancton y pequeños peces con las células urticantes en sus tentáculos, la mayoría de los corales obtienen la mayor parte de sus nutrientes de las algas unicelulares fotosintéticas denominadas zooxantela, que viven dentro del tejido del coral. Estos corales requieren de luz solar y crecen en agua clara y poco profunda, normalmente a profundidades menores de 60 metros. Los corales pueden ser los principales contribuyentes a la estructura física de los arrecifes de coral que se formaron en aguas tropicales y subtropicales, como la enorme Gran Barrera de Coral en Australia y el arrecife Mesoamericano en el mar Caribe. Otros corales, que no tienen una relación simbiótica con algas, pueden vivir en aguas mucho más profundas y en temperaturas mucha más bajas, como las especies del género Lophelia que pueden sobrevivir hasta una profundidad de 3000 metros.

    El término "coral" no tiene ningún significado taxonómico y es poco preciso; suele usarse para designar a los antozoos en general, tanto a los que generan un esqueleto calcáreo duro, especialmente los que construyen colonias ramificadas, como lasacroporas; pero también es común denominar coral a especies con colonias compactas ("coral cerebro" como Lobophyllia) e incluso con esqueleto córneo y flexible, como las gorgonias. Asimismo, se llaman corales blandos a las especies del ordenAlcyonacea, que no generan esqueleto y utilizan el calcio en forma de espículas repartidas por su tejido carnoso, para proporcionarles mayor rigidez y consistencia.

    Tanto en el mundo del buceo como en acuariofilia, los corales se dividen en blandos y duros, según tengan esqueleto o no. Y los duros, a su vez, se subdividen en duros de pólipo corto y duros de pólipo largo, small polyp stony (SPS) y large polyp stony (LPS), en inglés. Esta clasificación se refiere al tamaño del pólipo del género, que en los SPS como Montipora, suele ser de 1 o 2 mm3 y en los LPS, como Heliofungia actiniformis de hasta 20 cm. Pero esta división es poco científica y genera no pocas excepciones bajo un análisis riguroso de las diversas especies. La comunidad científica se refiere a micropólipos cuando los pólipos coralinos tienen entre 1 y 2 mm de diámetro, y alude a macropólipos para aquellos pólipos entre 10 y 40 mm de diámetro. No obstante, la gran mayoría de los corales de todos los arrecifes del mundo tienen pólipos con un diámetro entre 2 y 10 mm, justo entre esas categorías.

    Taxonomía: Coral de la familia Fungiidae con tentáculos cortos, en Papúa Nueva Guinea.Artículos principales: CnidariaAnthozoaOctocoralliaScleractinia y Hexacorallia.Los corales se dividen en dos subclases en función del número de tentáculos o líneas de simetría: Hexacorallia y Octocorallia, y una serie de órdenes en función de sus exoesqueletos, tipo de nematocisto y análisis genético mitocondrial. La tipificación común de los corales cruza los límites del suborden/clase.

    Corales hermatípicos:

    Los corales hermatípicos, son corales pétreos que construyen arrecifes. Secretan carbonato de calcio para formar un esqueleto duro. Obtienen una parte de sus requerimientos energéticos de zooxantelasmicroalgas fotosintéticas simbióticas.

    Los que tienen seis o menos, o múltiplos de seis, ejes de simetría en su estructura corporal son denominados hexacorales, subclaseHexacorallia. Este grupo incluye a los corales principales protagonistas de la construcción de arrecifes, los pertenecientes al ordenScleractinia o escleractinios. Los otros géneros de corales hermatípicos pertenecen a la subclase Octocorallia, como Heliopora yTubipora, y Millepora, que pertenece a la clase Hydrozoa.

    Los factores ecológicos necesarios para el crecimiento de los corales hermatípicos, son entre otros:

    1. Aguas relativamente someras (desde la superficie hasta varias decenas de metros).
    2. Temperaturas cálidas (entre 20°C y 30°C).
    3. Salinidades normales (entre 27 y 40).
    4. Fuerte penetración de la luz.
    5. Intercambio con las aguas oceánicas abiertas en zonas agitadas de alta energía, lo que hace que se trate de aguas claras, sin sedimento en suspensión y con cierto contenido en nutrientes.
    6. Sustrato firme para su anclaje.

    Algunos tipos conocidos son:

    • Corales cerebro, que pueden crecer hasta 1,8 metros de ancho.
    • Acropora, que crecen rápidamente y pueden tener un tamaño grande; son importantes constructores de arrecifes. Especies como Acropora cervicornis tienen grandes ramas, algo semejantes a cuernos de ciervos, y habitan en zonas con un oleaje fuerte.
    • Dendrogyra, que forman columnas que pueden llegar a tener una altura de 3 metros.
    • Leptopsammia, que aparece en casi todas las partes del mar Caribe.

    Corales ahermatípicosAlcyonacea y Antipatharia.

    Los corales ahermatípicos no construyen arrecifes, porque no generan un esqueleto. Tienen ocho tentáculos y se conocen también como octocorales, subclase Octocorallia. Incluyen los corales del orden Alcyonacea, así como algunas especies en el orden Antipatharia (coral negro, géneros Cirrhipathes y Antipathes).Corales ahermatípicos, como los gorgonáceos y Sessiliflorae, son también conocidos como corales blandos. A diferencia de los corales pétreos, son flexibles, ondulando en las corrientes de agua, y a menudo están perforados, con una apariencia de encaje.

    Sus esqueletos son proteínicos en lugar de calcáreos. Los llamados corales blandos y corales cuero o piel, en su mayoría de aspecto carnoso, tienen en sus tejidos unos cristales microscópicos de calcita llamados espículas, cuya función es dar consistencia al tejido del animal, en ausencia de esqueleto propiamente dicho. La forma y distribución de las espículas son las principales características utilizadas en la identificación de géneros y especies de octocorales. Los corales blandos son un poco menos abundantes (en el Caribe ocurren 20 especies, frente a las 197 de corales duros) que los corales pétreos.

    Corales porosos:

    Los corales pueden ser porosos o no-porosos. Los primeros tienen esqueletos porosos que permiten que sus pólipos se conecten entre sí a través del esqueleto. Corales duros no-porosos tienen esqueletos sólidos, macizos.

    Características:

    El animal conocido como coral, el pólipo, mide desde apenas unos milímetros a algunos centímetros de diámetro. Los del orden Scleractinia tienen la capacidad de fijar sobre sus tejidos el carbonato cálcico disuelto en el mar y así formar las estructuras rígidas características.

    La estructura calcárea del coral es blanca, los diferentes colores que presentan se deben, tanto a los diferentes pigmentos de sus tejidos, como en otros filos animales, como a unas microalgas que viven en simbiosis con la mayoría de los pólipos coralinos (tan sólo algunos géneros de corales como TubastraeaDendronephthya o parte de las gorgonias no son fotosintéticos) y que reciben el nombre de zooxantelas. Las algas realizan la fotosíntesis produciendo oxígeno y azúcares, que son aprovechados por los pólipos, y se alimentan de los catabolitos del coral (especialmente fósforo y nitrógeno). Esto, en el caso de los corales fotosintéticos, les proporciona del 70 al 95% de sus necesidades alimenticias. El resto lo obtienen atrapando plancton. Por esta razón el coral necesita aguas transparentes para desarrollarse, para que las zooxantelas realicen así la fotosíntesis.

    Los corales no fotosintéticos son animales omnívoros, y se alimentan tanto de zooplancton como de fitoplancton o materia orgánica disuelta en el agua.

  • ERIZOS Y ESTRELLAS DE MAR

    Las estrellas y erizos de mar pertenecen al grupo de los equinodermos (Phylum: Echinodermata). Tienen un esqueleto interno calcáreo (endoesqueleto) prominente que hace la superficie de su cuerpo rígida y espinosa. De hecho, su nombre que se deriva del griego echinosespinoso y derma, piel, alude a esta característica.

    Existen aproximadamente 7, 000 especies vivas descritas y 13, 000 especies fósiles, sin embargo, dado que habitan en zonas marinas profundas, se estima que hay muchas más especies por descubrir. En México se han descrito alrededor de 500 especies.

    Existen cinco grupos (Clases) de equinodermos. Los lirios de mar y estrellas plumosas (Clase: Crinoidea) que tienen forma de copa; las estrellas de mar (Clase: Asteroidea) de cuerpo estrellado; las ofiuras y estrellas cesta (Clase: Ophiuroidea)también con cuerpo estrellado pero de brazos más delgados; erizos de mar y dólares de arena (Clase: Echinoidea) cuyo cuerpo es globoso o discoidal y los pepinos de mar (Clase: Holothuroidea) que son blandos y alargados.

    La mayoría de las especies tiene una simetría radial pentámera cuando son adultos, es decir, su cuerpo se dispone simétricamente en cinco partes dirigidas del centro hacia afuera. Además poseen una compleja red de canales llenos de agua (sistema vascular acuífero), que se ramifican en extensiones denominadas pies ambulacrales. Estos pies se emplean en la locomoción, alimentación, intercambio de gases y como órganos sensoriales. El tamaño de las estrellas y erizos varía desde menos de 1 cm hasta los 2 m de longitud, como algunos pepinos de mar.

    Son animales exclusivamente marinos, aunque pocas especies habitan en aguas salobres, y se distribuyen ampliamente en todos los tipos de ambientes, desde las zonas costeras hasta aquéllas con 10,000 m de profundidad. Pueden ser tan abundantes y constituir el 95 % de la fauna del fondo marino. 

    Cuando son jóvenes (larvas) son libres nadadores y pueden dispersarse grandes distancias, pero una vez adultos la mayoría se arrastra lentamente sobre el lecho marino, o viven fijos y enterrados en el suelo, con poco desplazamiento. Tienen un papel fundamental en el funcionamiento y composición de los ecosistemas marinos: muchos son depredadores, carroñeros o consumidores de algas, mientras que otros contribuyen al reciclamiento de la materia orgánica, ya sea tomándola del suelo o filtrándola de la columna de agua.

    Tienen la capacidad de regenerar las partes perdidas o dañadas, las estrellas de mar pueden recuperar sus brazos. Los pepinos de mar incluso regeneran parte de sus órganos internos, como los del sistema digestivo, que expulsan para defenderse de los ataques de sus enemigos.

  • GAMBITAS Y LANGOSTAS

    Dentro de la multitud de pequeños invertebrados que podemos mantener en el acuario de arrecife encontramos a los pequeños camarones comensales o gambitas y a las gambas limpiadoras. Su intenso colorido, su forma y comportamientos peculiares contribuirán a crear una mayor biodiversidad en nuestra cuidada instalación.

    A pesar de no encontrar mucha variedad de especies en los comercios especializados, no debemos dejar pasar la ocasión de introducirlas en nuestro arrecife siempre que éstos cumplan ciertos requisitos en cuanto a calidad del agua y en cuanto a compañeros de tanque se refiere.

    Básicamente la estructura morfológica es similar entre todas las especies. En ella podemos distinguir la zona de la cabeza llamada Cefalotórax en forma de coraza. Es la parte más dura y protege los órganos vitales y las branquias de la gamba. De él nacen cuatro pares de patas denominadas andadoras de las cuales dos tienen forma de pinza denominados Quelipedos. Se deberá prestar atención a no manipular estas especies con el salobre porque corremos el riesgo de mutilar algún apéndice. La cabeza además cuenta con tres pares de antenas de diferente tamaño que hacen las veces de órganos táctiles y gustativos. Poseen una boca con aparato masticador y los ojos al extremo de un apéndice.

    Tras el Cefalotórax podemos encontrar una serie de segmentos donde se ubica el abdomen y los músculos. Cada uno de estos segmentos porta un par de minúsculas patas que utilizan sólo cuando se aventuran a nadar en aguas libres. Por último, encontramos la cola formada por láminas llamadas Pleopodos, utilizada para la realización de movimientos bruscos o de escape.

  • MACRO ALGAS

    La macroalga es un tipo de alga marina multicelular y por lo tanto se diferencia de las algas microscópicas en su tamaño. Las macroalgas son generalmente algas de tipo marrón o rojo que se encuentran entre otros tipos de alga, como el alga verde.

    Las macroalgas no se deben confundir con el pasto de mar el cual es una planta vascular y no un alga.

    Uno de los principales usos de la macroalga es como envoltura de sushi.

    En Chile se le llama cochayuyo y se come en estofados, sopas, o al vapor.

  • CORALES BLANDOS...

    Corales Arbóreos: Sinularia, Cladiella, Alcyonium y Klysxum

    Dentro de esta clasificación encontramos especies muy llamativas ya que presentan ramificaciones erguidas que surgen de un tronco central. No todas las especies cumplen estos requisitos por lo que su clasificación es un poco compleja. Su mantenimiento y necesidades son similares a la especies comprendidas dentro de los corales cuero. En pleno proceso de clasificación taxonómica se encuentran las especies clasificadas como Litophyton.

    Corales pulsantes: Xenia, Anthelia y Cespitularia.

    A diferencia de los anteriores estas especies están formadas por colonias de pólipos tapizantes, que no mudan la piel. Sus pólipos son relativamente largos siendo especies muy llamativas que podemos distinguir en forma de tallos largos en caso de las Xenias, tallos más cortos en las Anthelias y tallos ramificados en las Cespitularias. La capacidad de pulsar es aprovechada por el animal para intercambiar agua y gases con el medio. Son corales de mantenimiento algo más difícil que los corales cuero y arbóreos siendo imprescindible unas medidas de nitrato y fosfato mínimas. Se ha demostrado para su mantenimiento óptimo en acuario juegan un papel fundamental los elementos traza entre los que destaca el yodo que estimula su pulso

por página
Mostrando 1 - 15 de 40 items
Mostrando 1 - 15 de 40 items